DECLARACIÓN DE INTECIONES

La Plataforma "RECUPERA PUNTOS EN TU AUTOESCUELA", está encabezada por José Antonio Amado Gómez, profesor y director de autoescuela, que fue en su día presidente y posteriormente secretario general de la Unión de Empresarios de Autoescuelas de Asturias.

Nace de su interés por sacar a la luz, a título personal, el malestar que existe dentro del sector de las autoescuelas, por el sistema de concesión y adjudicación de los centros que imparten los cursos de sensibilización y recuperación de puntos.

Esta plataforma pretende servir de cauce de expresión para todos aquellos profesionales que, como él, no compartan el sistema de concesión que utilizó y previsiblemente utilizará la DGT en la próxima adjudicación de los centros para la recuperación de puntos. Pretende asimismo pedirte tu adhesión al objeto de abrir un debate en el seno de la CNAE para que, como principal interlocutor del sector ante la DGT, asuma la defensa del derecho que tiene cualquier autoescuela que reúna los requisitos que fija la Ley, a ser centro de recuperación de puntos.

La frase "la CNAE somos todos" no puede ser mera retórica; tiene que ser real. Este es el momento de demostrarlo.

Si deseas unirte a la plataforma o aportar cualquier opinión o información, hazlo a través de nuestro correo:

recuperapuntosentuautoescuela@gmail.com


...también estamos en recuperapuntosentuautoescuela.es


domingo, 9 de mayo de 2010

Carta Abierta a todos los Presidentes Provinciales


Me dirijo a vosotros como portavoz de la Plataforma Recupera Puntos en tu Autoescuela, con el único propósito de pediros que reflexionéis sobre la responsabilidad  que tenemos todos los que, de una u otra manera, estamos afectados por la gestión de los centros de recuperación de puntos.

Cuando la DGT hizo pública la convocatoria para la adjudicación de los centros de recuperación de puntos, fuimos muchos los que manifestamos nuestro desacuerdo con el modelo elegido, la forma y el plazo que se dio para presentar la documentación. Se nos argumentó que lo importante era que fuesen las autoescuelas y no otros, los centros destinados a proporcionar ese servicio y formación; se apeló a la responsabilidad que todos teníamos para que el sistema funcionase, es decir, en aquel momento no había lugar para la crítica y todos teníamos que empujar en la misma dirección y así lo asumimos.

El paso del tiempo nos viene a dar la razón, y es que, como preveíamos, este modelo propicia un agravio comparativo entre las autoescuelas que fueron seleccionadas para impartir los cursos, y el resto de autoescuelas: las primeras ganan  prestigio, pero lo que no se dice es que es a costa del desprestigio de otras que, legítimamente, quieren y no pueden ofrecer el mismo servicio a sus potenciales clientes.

A lo largo de mi vida profesional, he asistido a muchas jornadas y congresos con participación de representantes de autoescuelas. En todas sus intervenciones siempre hubo un denominador común: DIGNIFICAR LA PROFESIÓN Y RECLAMAR RECONOCIMIENTO SOCIAL.

Dudo mucho que ese reconocimiento social, vaya a conseguirse manteniendo la actual situación. El servicio que se presta a los ciudadanos es claramente deficiente, ya que les obliga a desplazamientos innecesarios y les impide escoger libremente su centro para la recuperación de puntos, que en muchos casos coincidiría con el que libremente escogieron en su día para obtener el permiso de conducir.  Por otro lado, resultan llamativas las actuaciones que se están dando respecto a la concesión y cese de autorización a algunos centros, haciendo gala de un nepotismo insultante.

Me llama mucho la atención lo que ha ocurrido en Tenerife, donde la Asociación Provincial reunió los requisitos para ser centro de recuperación de puntos, hasta que su Presidente fue relevado en elecciones democráticas, En este momento, la Asociación pierde la condición de centro recuperador de puntos; una coincidencia muy sospechosa.

Otro ejemplo claro es el de algunas autoescuelas que se permiten publicitar los cursos de recuperación de puntos en sus páginas web, algo que está expresamente prohibido en el acuerdo de colaboración entre CNAE y las autoescuelas adjudicatarias. Parece que hay un trato discriminatorio, o más bien, en este caso un trato de favor hacia esas autoescuelas, que lógicamente perjudica al resto que no pueden ofrecer ese servicio.

Hay otro caso en Ronda (Málaga) donde también se le retiró la autorización a una autoescuela siguiendo un procedimiento seriamente dudoso. En ambos casos las partes perjudicas han presentado demanda contra la CNAE.

Como os decía al principio de esta carta, los que tenemos algún tipo de responsabilidad en este modelo de gestión de los centros, debemos reflexionar sobre lo que interesa al colectivo, y no solo a unos cuantos. En cualquier caso, esta plataforma lo que reclama es abrir un debate y que las autoescuelas puedan manifestarse al respecto.

Sin otro particular, a la espera de que toméis en consideración esta petición, recibid un cordial saludo.
                                            
                                          - José Antonio Amado Gómez -
                                Portavoz Plataforma Recupera Puntos en tu Autoescuela